Una ostomía consiste en la creación de una salida artificial (mediante una intervención quirúrgica) desde el interior del intestino hasta el exterior del abdomen para facilitar la salida de las heces. Esta apertura se llama estoma. El estoma no tiene musculatura (esfínter) y, por tanto, los gases y las heces salen espontáneamente. Por este motivo hay un dispositivo de recogida o bolsa de ostomía que lleva un filtro para los gases y el olor.

Las ostomías pueden ser temporales, cuando existe la posibilidad de restaurar el tránsito intestinal, o definitivas, cuando no es posible la reconstrucción.

En función del tramo de intestino que comunica con el exterior, los tipos de ostomías más frecuentes son: la colostomía, que es la exteriorización del colon a través de la pared abdominal, y la ileostomía, cuando se trata del íleon.

Una vez que se ha recuperado de su operación y vuelve a su vida normal, tener una ostomía no debe restringirle en ningún sentido. Puede hacer lo que le guste, vestir como le guste, volver a trabajar y, en general, seguir con su vida habitual. No se sorprenda si su estoma está activo con frecuencia en los primeros días. Pronto se asentará en una rutina bastante regular.

En su alimentación, debe hacer una dieta equilibrada, con comidas en horarios regulares, masticar bien los alimentos y beber mucha agua. Algunos alimentos como la cebolla, la col, los ajos, las legumbres, los espárragos y las bebidas gaseosas producen más gases y aumentan el olor de las heces. Otros alimentos, como el yogur, el perejil y la mantequilla, disminuyen el olor.

En este artículo le ofrecemos algunos consejos y recomendaciones de alimentación para personas ostomizadas.

Fuente: FECEC (Federación Catalana Entidades contra el cáncer). En su artículo: Consejos alimentarios para ostomizados y resecciones del aparato digestivo.

Base su alimentación en su propia experiencia, usted es quien mejor conoce qué alimentos tolera bien y cuáles no. Cualquier duda que tenga consulte a su médico o enfermera estomaterapeuta.

Dieta en colostomías

No es necesario que la persona colostomitzada modifique su dieta habitual, excepto en el caso de restricciones dietéticas por enfermedades de base como la diabetes, la hipertensión, etc. Es aconsejable limitar el consumo excesivo de los alimentos que producen gases para evitar que la bolsa de ostomía se hinche.
  • Siga una dieta equilibrada: carne, pescado, fruta y verdura.
  • Beba de 1,5 a 2 litros de líquidos al día para evitar la deshidratación y el estreñimiento, excepto por contraindicación médica. Es mejor que tome los líquidos fuera de las comidas.
  • Intente mantener siempre el mismo horario de comidas para regularizar el tránsito intestinal.
  • Mastique los alimentos lentamente y con la boca cerrada con el fin de no tragar aire.
  • Evite los aumentos de peso, dificultarían la adaptación del dispositivo recolector y para prevenir complicaciones relacionadas con el estoma.
  • Introduzca los alimentos gradualmente, para detectar cuáles no tolera bien.
  • Base su alimentación en su propia experiencia, usted es quien mejor conoce qué alimentos tolera bien y cuáles no.

Dieta en Ileostomías

La persona ileostomizada puede comer de todo, excepto en el caso de restricciones dietéticas por enfermedades de base como la diabetes o la hipertensión, entre otras. Hay que recalcar que en las ileostomías hay que reducir el aporte de fibra y componentes que aceleran el tránsito intestinal y, por otro lado, aumentar la ingesta de líquidos y de alimentos que espesan las heces. Aunque resulte difícil, es importante ser paciente y seguir experimentando con la dieta a fin de encontrar las combinaciones que ofrezcan un mejor resultado. Es aconsejable limitar el consumo excesivo de los alimentos que producen gases para evitar que la bolsa de ostomía se hinche.
  • Siga una dieta equilibrada y baja en grasas.
  • Beba de 1,5 a 2 litros de líquidos al día para evitar la deshidratación y el estreñimiento, excepto por contraindicación médica. Es mejor que tome los líquidos fuera de las comidas.
  • Intente mantener siempre el mismo horario de las comidas para regularizar el tránsito intestinal.
  • Mastique los alimentos lentamente y con la boca cerrada con el fin de no tragar aire.
  • Evite las comidas abundantes y reparta la dieta diaria en seis tomas para favorecer la absorción de nutrientes y sentirse mejor con la digestión.
  • Evite los fritos y guisos especiados, ya que son más difíciles de digerir.
  • Evite los aumentos de peso, dificultarían la adaptación del dispositivo recolector y para prevenir complicaciones relacionadas con el estoma.
  • Introduzca los alimentos gradualmente, para detectar cuáles no tolera bien.
Consejos alimentarios para personas ostomizadas

Alimentos que pueden provocar gases

  • Legumbres
  • Guisantes
  • Brócoli, col y coliflor
  • Pepino
  • Espinacas
  • Calabaza
  • Lácteos
  • Champiñones
  • Maíz
  • Rábanos
  • Cerveza y bebidas con gas
  • Pan caliente

Alimentos que se pueden digerir de manera incompleta

Tomarlos en poca cantidad o en forma de purés:

  • Lechuga
  • Apio, pepino
  • Espinacas
  • Zanahoria
  • Guisantes
  • Champiñones
  • Maíz
  • Aceitunas
  • Frutos secos
  • Piña

Alimentos que dan consistencia a las heces

  • Manzana cocida
  • Plátano
  • Membrillo
  • Patata
  • Arroz
  • Sémola
  • Pan
  • Zanahoria cocida
  • Leche sin lactosa

Alimentos recomendados en caso de estreñimiento

  • Verduras (principalmente crudas y las de hoja verde)
  • Fruta cruda (principalmente zumos y ciruelas)
  • Legumbres

Descargue sus guías para el cuidado de su estoma:

Colostomía. Guía práctica para el cuidado del estoma.
Ileostomía. Guía práctica para el cuidado del estoma.