Los Māori son el pueblo indígena de Aotearoa, Nueva Zelanda, y tienen un vínculo cultural con su taonga (tesoro) Manuka. Los Māori son tangata whenua (gente de la tierra), responsables de proteger este tesoro para las generaciones actuales y futuras.

La leyenda Maorí  sobre el origen de Manuka:

Ranginui (padre del cielo) y Papatuanuku (madre de la tierra) estaban encerrados en un abrazo eterno. Sus hijos se cansaron de ello y decidieron separar a sus padres: Tane Mahuta (dios de los bosques) se acostó sobre su espalda y obligó a sus padres a separarse. Adornó a Ranginui con el sol, la luna y las estrellas y cubrió a su madre con árboles. Tane Mahuta se unió a Tawake-toro que dio origen a Manuka. Tane Mahuta introdujo todas nuestras especies de árboles nativos, nuestras aves e insectos nativos y dio vida a la primera mujer que dio origen a la humanidad”.

Las propiedades de la miel de Manuka

Derivada del néctar de un arbusto nativo (leptospermum scoparium), la miel de Manuka despertó el entusiasmo entre los expertos en salud desde principios de los años 80, cuando un científico local confirmó por primera vez las grandes propiedades antimicrobianas únicas que posee.

Los Māori la usaban principalmente como planta medicinal. Las infusiones hechas con las hojas se utilizaban para reducir la fiebre y tratar problemas estomacales y urinarios gracias a su capacidad antibacteriana. La goma producida a partir del árbol se utilizaba como humectante para quemaduras por su alta capacidad de regeneración de tejidos y para aliviar la tos. Las decocciones de la corteza se utilizaban como sedante, enjuague bucal y para tratar la diarrea y la fiebre.

El árbol era en esencia una farmacia natural.

Nuestros productos están hechos con miel de Manuka y cuentan con todas sus increíbles propiedades, descúbrelos.

¡Miel de Manuka, la solución natural para el cuidado de la piel periestomal!

 La solución natural para el cuidado de la piel periestomal