Tres casos clínicos que prueban los beneficios sobre el estado de la piel periestomal del hidrocoloide que contiene miel de Manuka

Dr. Arash Moavenian

Gerente de Innovación en Nuevos Productos, Welland Medical Limited

Propósito

Evaluar el efecto de un hidrocoloide amable con la piel, que contiene miel de Manuka, en tres pacientes que manifiestan reacciones alérgicas al producto actualmente utilizado.

Métodos y antecedentes

Tres pacientes con reacciones alérgicas a los productos que estaban utilizando probaron bolsas cuyo adhesivo era un hidrocoloide amable con la piel que contenía miel de Manuka. El primer paciente, una mujer de 69 años, tenía un largo historial de úlceras y piel periestomal macerada, lo que impedía una buena adhesión de la bolsa y comportaba problemas de fugas. El segundo paciente era un niño de 5 años que tenía dermatitis, precisaba seis o siete cambios diarios de bolsa con el producto utilizado. El tercer paciente, un hombre de 71 años presentaba piel enrojecida y amoratada.

Resultados

El estado de la piel periestomal de los tres pacientes mejoró en un plazo de una a ocho semanas utilizando rutinariamente bolsas con un adhesivo amable a la piel con miel de Manuka. El tiempo de permanencia de la bolsa también pasó de algunas horas a un día en un paciente. En ningún caso, los pacientes que continuaron utilizando habitualmente el producto con miel de Manuka volvieron a sufrir los problemas cutáneos anteriores. Los casos clínicos presentados sugieren que el hidrocoloide con miel de Manuka puede tener una influencia positiva en la curación de la piel dañada y se puede recomendar su utilización tanto en el caso de piel irritada, como de piel periestomal saludable.

Caso 1

Mujer de 69 años con una ileostomía consecutiva a enfermedad de Crohn
Origen: Reino Unido
Problema:

La paciente iba teniendo úlceras y piel humedecida durante una semana, lo que provocaba una mala fijación de la bolsa, resultando en episodios de fugas.

Una vez examinada la piel, la misma presentaba úlceras y maceración (Foto 1).

Antes (Foto 1)
Solución:

Se secó la piel periestomal y se le colocó a la paciente una bolsa abierta con hidrocoloide con miel de Manuka, la misma presentó una buena adhesión.

Se comprobó el estado de la paciente al cabo de una semana, en ese momento manifestó que la bolsa era cómoda, fácil de colocar y que se había curado la piel periestomal.

La enfermera estomaterapeuta también informó una mejoría significativa (Foto 2).

Después (Foto 2)

Caso 2

Paciente de 5 años, sexo masculino portador de una ileostomía temporal tras cirugía de megacolon
Origen: Grecia
Problema:

La bolsa elegida inicialmente solo se mantenía adherida durante unas pocas horas cada vez, lo que derivaba en una dermatitis extendida y dolorosa alrededor del estoma.

Se precisaban seis o siete cambios diarios de bolsa, a causa de la dermatitis, este proceso era muy doloroso para el paciente (Foto 3).

Antes (Foto 3)
Solución:

Se le recomendó al paciente que probara unas bolsas con un hidrocoloide amable con la piel conteniendo miel de Manuka.

Al cabo de dos meses de utilización, la dermatitis del paciente había mejorado considerablemente y el tiempo de permanencia de la bolsa aumentó a casi un día (Foto 4).

El paciente continúa utilizando la bolsa abierta con miel de Manuka y ahora puede jugar y llevar una vida activa.

Después (Foto 4)

Caso 3

Hombre de 71 años con una colostomía tras cancer de colón.
Origen: Alemania
Problema:

El paciente tenía la piel periestomal irritada, inflamada y amoratada.

La capa de piel superficial estaba dañada y había pequeñas ampollas con fluido en su interior que mostraban una reacción alérgica incipiente (Foto 5)

Antes (Foto 5)
Solución:

La eosina utilizada inicialmente redujo los síntomas rápidamente.

El siguiente paso fue probar distintos adhesivos correspondientes a varias bolsas y productos.

Se comprobó el estado de la paciente al cabo de una semana, en ese momento manifestó que la bolsa era cómoda, fácil de colocar y que se había curado la piel periestomal.

Se eligió una bolsa cerrada con hidrocoloides que contenían miel de Manuka para facilitar la curación y recuperación de la piel.

Al cabo de menos de dos semanas de tratamiento, la piel evidenció claras señales de curación (Foto 6).

El paciente expresó su deseo de volver a utilizar un sistema de dos piezas lo antes posible y lo hizo una vez estuvo curada la piel.

El paciente quiere volver a utilizar, en cuanto esté disponible, un sistema de dos piezas con hidrocoloides con miel de Manuka.

Después (Foto 6)

“Los casos clínicos presentados sugieren que el hidrocoloide con miel de Manuka puede tener una influencia positiva en la curación de la piel dañada y se puede recomendar su utilización tanto en el caso de piel irritada, como de piel periestomal saludable.”

Dr. Arash Moavenian, Welland Medical Limited